Conoce el método Seinfeld en email marketing y vende más con las historias

metodo seinfeld email marketing

Quizás eso del  ‘método Seinfeld’ no te diga nada, salvo que estés en el mundillo marketero, Por eso, he venido a hablarte de una técnica de email marketing que te ayudará a vender más contando historias.

Es probable que ahora pienses: “Marja, se te ha ido la olla… ¿vender más contando historias? “

Y sí, es así como lo lees.

Pero lo mejor de todo es que es muy sencillo. Requiere constancia, claro, como (casi) todo lo que merece la pena en esta vida.

Sin embargo, no necesitas grandes conocimientos de copywriting para ponerlo en práctica y funciona – prácticamente- para cualquier producto o servicio que vendas.

Por lo que estoy segura de que cuando acabes de leer este artículo, te va a encantar esta manera de hacer email marketing porque te abrirá las puertas hacia una nueva forma de comunicarte con tu lista de suscriptores.

Y harás que quieran recibir tus emails a diario.

Ahora, veamos cómo se consigue esa magia.

También puede interesarte:

¿Hacer email marketing entretenido y rentable es posible? Conoce el método Seinfeld

Una definición sencilla del método Seinfeld en email marketing es que es una técnica en la que envías un email diario para contar una historia y enlazarla con la venta de tus servicios o productos.

No me refiero a contar cualquier historia sin pie ni cabeza.

Sino de enviar, todos los días, correos electrónicos entretenidos y que vendan. 

A priori, parece supercontradictorio lo de entretener y vender. Sin embargo, créeme que es posible.

Y es que, tradicionalmente, los negocios utilizan el email marketing como un medio para enviar a sus clientes ofertas, descuentos y novedades de productos.

Lo que viene siendo un canal de teletienda, pero por correo electrónico. 

Pffffff…

De verdad, ¿cuántos de esos emails abres?

No hace falta que me respondas, porque a mí me pasa igual. Van todos a la papelera. Me parecen un tostón.

Por eso el método Seinfeld propone que el contenido de esos emails sean historias. ¿A quién no le gusta que le cuenten anécdotas, cosas divertidas o ‘batallitas’?

Claro que, en este apartado, surge la pregunta del millón:

“¿Cómo vender sin escribir emails de venta?”

En realidad, lo que se persigue con este método de email marketing es enviar al menos un correo electrónico al día con un enlace a algo que esté en venta.

Siempre y sin excepción, deberás vincular tu historia a algo que vendas al final del email.

Pero, aunque ahora mismo estés pensando que es una locura enviar un correo diario a tu lista, créeme si te digo que son todo ventajas y si sigues leyendo el artículo, poco a poco le encontrarás sentido.

¿De dónde ha salido el método Seinfeld en email marketing?

Con esto vas a flipar: el nombre viene de la serie de televisión americana, ¿la recuerdas?

Si es así y eres un alma vintage, pues genial.

De lo contrario, te cuento que Seinfeld fue una sitcom que comenzó su emisión en 1989 y que rompió todos los esquemas sobre cómo hacer comedias americanas.

El éxito de la serie radicó en que trataba sobre “nada”.

No había una trama que hilase los episodios. Ni giraba en torno a una temática específica.

Simplemente, narraba historias de la vida cotidiana.

¿Y eso gustó? Pues enganchó tanto a la audiencia que estuvo emitiéndose durante una década.

Metodo sein

¿Y quién le puso este nombre al método?

Pues Russell Brunson, en su libro “DotCom Secrets”, fue quien lo bautizó de esta manera.

Sin embargo, el norteamericano Ben Settle ha sido uno de los principales referentes, tanto a la hora de implementarlo como a la hora de venderlo.

De hecho, su promesa con respecto a esta propuesta dice tal que así:

“Si tienes un negocio con una lista y una oferta, puedo mostrarte cómo duplicar tus ventas escribiendo un simple correo electrónico todos los días, y en menos tiempo del que te lleva ver tu programa de televisión favorito”.

Entretanto, Russell Brunson, un crack de los embudos de venta, entendió que su técnica de enviar correos electrónicos llenos de contenido de valor, educativos y con píldoras informativas no le daban casi ningún resultado. 

Invertía mucho tiempo en escribirlos y luego la tasa de apertura era un desastre, por lo que probó con otra estrategia:

Cambió sus emails con un 100% de contenido de valor, por emails un 90% de entretenimiento y un 10% de venta. 

Sus resultados cambiaron radicalmente. Sus correos ya no eran ignorados y consiguió más tráfico a sus páginas de venta. 

Por lo que pensó que si además incrementaba la frecuencia, vendería más. 

Así fue como acabó escribiendo un email diario a su lista, hasta llegar a la siguiente conclusión: día que no envía correo, día que no está vendiendo.

¿Te parece mucho un email al día?

Recuerda que no es un email en el que les sueltas un rollo sobre tu negocio o lo que vendes.

Los estás entreteniendo, te conocen cada vez más y se lo pasan tan pipa leyéndote que hasta te echarían de menos si un día no les escribes.

Por supuesto que habrá gente que se dará de baja de la lista. Pero ten por seguro que esas personas no iban a comprarte igualmente.

Lo más probable es que ni recuerden por qué se apuntaron a tu lista.

La clave está en saber qué estructura tienen esos emails para conseguir el equilibrio perfecto entre la venta y el entretenimiento. 

Ingredientes de cada email según el método Seinfeld

Aquí te voy a desvelar el secreto, ese “je-ne-sais-quoi” que necesitas para que tus suscriptores reciban tus emails como lo hacen con los nuevos episodios de su serie favorita.

¿Conoces a alguien que diga: “esta serie me tiene enganchadísimo, así que no voy a ver más de un capítulo al día porque es demasiado…”?

Ni de coña.

Si una serie te mola, eres capaz de no levantar el culo del sofá hasta acabar con la temporada.

Solo paras para ir a por comida o al baño.

Pues esas mismas ganas se pueden conseguir con el método Seinfeld en email marketing, si sabes cómo.

¿Cómo se hace? Es muy sencillo. Todos los emails tienen que tener la misma estructura:

  • Historia
  • Nexo
  • Llamada a la acción

Te lo explico y después te muestro un ejemplo de uno de mis mails para que veas cómo hacerlo.

La historia:

¿Recuerdas lo del 90% de entretenimiento? Pues aquí es donde tienes que aplicarlo.

Habla de ti, de lo que te ha pasado, de anécdotas de tu vida, de noticias que te han llamado la atención, … de cualquier cosa que se te ocurra.

Entretén y divierte.

Y cuéntalo a tus suscriptores tal y como lo harías con un amigo.

Esta parte es la más larga del correo y la más importante. Si esto gusta, tus suscriptores esperarán tu email diario como parte de su entretenimiento favorito.

El nexo:

Has contado una historia y el lector está encantado y atento. Sin embargo, lo que tú quieres es vender, porque sin venta no hay negocio, myfriend.

“Ajá, y cómo se supone que voy a pasar a de contar una historia, a vender con ella?

Con una transición suave.

Hilando estratégicamente tu historia con el objetivo de tu email: es decir, con lo que quieres que te compren.

No hay una fórmula mágica para hacerlo. Pero el éxito de los resultados del email dependerán de tu destreza para conseguir que este paso no sea un salto abrupto sino que resulte natural. 

Esta es la parte más difícil, pero con la práctica desarrollarás la habilidad para conseguirlo fácilmente.

La llamada a la acción:

O lo que viene siendo la venta.

El enlace a lo que quieres que compren.

Como lo has relacionado con la historia, gracias al nexo, ya has conseguido que no resulte una petición brusca o agresiva. 

No siempre tiene que ser un enlace al carrito de compra. Puedes llevar a tus redes sociales si tu estrategia se centra allí o a tu podcast o a tu blog.

Como ya sabes que a mí me gustan las cosas claras y el chocolate espeso, te lo voy a mostrar con un ejemplo.

Este es uno de los mails que mejor resultado me ha dado con mi lista de suscriptores:

 

Metodo seineld ejemplo

Como ves, la mayor parte del texto es para contar algo que me ha pasado.

Es entretenido, genero empatía porque a casi todos nos han escrito a través de las redes sociales para vendernos la moto y muestro cómo lo he llevado a mi terreno.

Finalmente, le hablado sobre estrategia en marketing y copywriting.

Los resultados hablan por sí solos:

  

Ese 88,64% de apertura y  61,36% de clicks me dieron la vida 🤣

Y aunque también tuve mis desuscripciones, pregúntame si me importa 🤷‍♀️

Sigo emocionándome cuando lo veo.

Descubre las 3 claves que te harán vender más con tus emails


Aprende a diseñar una estrategia potente.


Conoce, capta y convence a tus potenciales compradores.


Descubre la estructura de los mails más efectivos.

5 Trucos para no quedarte sin ideas de email siguiendo el método Seinfeld

Ya te he dicho que los contenidos que mejor funcionan para los emails son los que van sobre tu vida cotidiana.

Y es que a todos nos chifla conocer detalles de la vida de otras personas.

Si no me crees, mira los resultados de las audiencias de Gran Hermano o de Sálvame…

Aunque llegados a este punto lo normal es que estés pensando: “oye, Marja, que mi vida no es nada emocionante. Tengo menos anécdotas que contar que un cactus en medio del desierto…”

¡Descuida! Que para solucionar ese bloqueo, el método Seinfeld en email marketing propone varios temas para tus historias. 

 

Aquí tienes un esquema extraído de la Biblia, digo, del libro Dotcom Secrets de Russell Brunson. 


Y yo también voy a ponerte algunos ejemplos.

1. Anécdotas cotidianas

En tu día a día te pasan cosas curiosas y divertidas aunque hasta ahora no les hayas dado importancia. 

Si mantienes conversaciones en el trabajo, con amigos o la vecina de enfrente es importante que sepas: todo vale.

Te pongo algunos ejemplos:

  • Tropiezas y te caes en plena calle cuando ibas con las manos ocupadas con bolsas de la compra.
  • Te encuentras con un amigo y te cuenta algo curioso.
  • Te la lían tus hijos o el perro en cuanto les dejas de vigilar un minuto.
  • Recuerdas algo que te pasó en el colegio.
  • Errores cometidos con clientes y que te hicieron sudar la gota gorda, pero ahora que ya ha pasado te hacen reír.
  • Te perdieron las maletas en las últimas vacaciones.
  • Son historias comunes pero te aseguro que generan muchísima empatía, porque son cosas que también les han pasado a tus suscriptores.

2. Preguntas y comentarios de tus seguidores

Aunque el contenido de estos emails puedan parecer más educativos, también enganchan porque hablan sobre dudas que seguramente ellos también tienen y no se han atrevido a plantear.

Basta con que los escribas de manera informal, como si estuvieses contándoselo a un amigo de toda la vida.

Nada de ponerse el traje de profesor y dirigirte en plan catedrático a tus alumnos.

Pero, ¿de dónde sacar estos temas?

  • De lo que te preguntan en redes sociales o en comentarios del blog.
  • De dudas que te plantean tus clientes.
  • De las respuestas que te llegan a tus correos electrónicos.
  • Cuando amigos o familiares te preguntan por tu negocio.

Como ves, también son temas recurrentes de tu día a día. Sácales partido y no olvides escribirlos en un tono muy entretenido. 

3. Libros, series y películas

Aprovecha tu tiempo de ocio para inspirarte. 

Utiliza frases o fragmentos de un libro que te inspiren. Incluso, lo que te cuenten tus suscriptores.

Seguro que alguna anécdota te divierte y puedes compartirla.

En estos casos encontrarás temas casi infinitos:

  • Moralejas o frases que más te han gustado de un libro.
  • Debates sobre qué harías tú si estuvieses en el lugar del protagonista.
  • Diálogos interesantes con una lección aprendida.
  • Escenas cómicas o todo lo contrario, dramáticas, con sentimientos a flor de piel.

Cualquier historia que provoque un sentimiento y una enseñanza a ti y a tus suscriptores.

4. Noticias y actualidad

Todos tratamos de estar más o menos informados de lo que ocurre.

Aprovecha ese interés generado por los medios de comunicación para comentar alguna noticia de actualidad. 

Los ejemplos que en mi caso he utilizado para mis emails, y los de mis clientes, con el método Seinfeld en los últimos meses, han tenido que ver con la pandemia, la digitalización de las empresas, el teletrabajo.

Mira, aquí está el email que escribí usando esta técnica para un cliente cuyo negocio es una agencia de comunicación:

Los resultados de este correo también tuvieron su flow, mira:


Cualquier tema con el que te sientas cómodo hablando sirve para conectarlo con tu producto o servicio.

5. Experiencias de la infancia

Tanto si tienen que ver con tu negocio como si no, este tipo de contenidos funcionan genial.

¿Cuando le cuentas una ‘batallita’ de cuando eras pequeño a alguien, ves que se aburra o que te pida que pares?

Al contrario. Nos encanta conocer las historias de otros.

La ventaja es que todos tenemos un pasado y podemos sacar muchas historias de nuestra niñez.

  • Cumpleaños inolvidables.
  • Travesuras en el patio del cole o con los amigos del barrio.
  • Canciones o juegos que te gustaban.

Tira de libreta y cuando tengas algún recuerdo de tu pasado anótalo para utilizarlo en los emails para aplicar el método Seinfeld en tu estrategia.

Con todas estas ideas de contenido que te he sugerido, tendrás una buena base para comenzar.

Verás como la práctica te ayudará a desarrollar un sexto sentido para detectar historias que contar.

Y comenzarás a ver el mundo con ojos de email marketing 🙂

¿Ya te has familiarizado con el método Seinfeld para hacer un email marketing nivel pro?

Ahora que ya sabes de qué trata esta técnica de email marketing y cómo se escribe el contenido, solo queda que lo pongas en práctica.

No te va a suponer un gran esfuerzo. Si lo piensas, ¿cuántos emails escribes al día?

Pues este es solo uno más… Sin embargo, es el que más beneficios te va a generar.

Mi último consejo, para que te resulte una tarea sencilla, es que antes de escribir determines cuál será la llamada a la acción que le harás a tus suscriptores.

Después, elige la historia y piensa en cuál será el nexo de unión que utilizarás en tu email.

Y en cuanto al asunto, déjalo para el final. 

Poco a poco, según cojas práctica, lo harás de manera instintiva y el mensaje fluirá.

Si tus suscriptores no están acostumbrados a que les escribas con frecuencia, mi recomendación es que aproveches el primer email para contárselo.

Diles que vas a empezar a escribirles a diario y que al final del mail les ofrecerás siempre algo que comprar. 

No temas que se den de baja. Te aseguro que si lo hacen es porque realmente no están interesados en lo que ofreces. 

Te servirá para hacer una limpieza de suscriptores.

Algunos le llaman “la purga”. 😅

Más vale una lista pequeña pero con verdadero interés por lo que vendes, que una lista inmensa de gente indiferente a tus palabras.

Incluso si te parece demasiado trabajo escribir a diario un correo electrónico, puedes aplicar el método Seinfeld en email marketing con una frecuencia menor.

Aunque el propio Ben Settle en ocasiones envía incluso más de uno al día y le funciona a las mil maravillas.

Eso sí, ten en cuenta que cuantos menos emails envíes, menos oportunidad de venta estarás creando.

Y la diferencia entre un negocio próspero y otro a punto de bajar su persiana lo marca el volumen de ventas. Así que… piénsalo bien y actúa en consecuencia.

Si ya estás probando el método Seinfeld en tu estrategia de email marketing, me encantará que me cuentes qué resultados estás consiguiendo en comentarios.

Descubre las 3 claves que te harán vender más con tus emails


Aprende a diseñar una estrategia potente.


Conoce, capta y convence a tus potenciales compradores.


Descubre la estructura de los mails más efectivos.

Comparte este contenido en tus redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Copyunity

Únete a la Copyunity para que recibas mis emails semanales sobre copywriting, marketing y la insoportable levedad del ser ( mentira, esto no).

Responsable: Marja Morante Rojas
Finalidad: textos informativos y comerciales sobre copywriting, email marketing y estrategia de contenidos.
Legitimación: cuando me das tu consentimiento, clicando en la casilla.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign suscrita al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos cuando quieras a través de Copyunity@marjamorante.com Puedes consultar más información acerca de tu privacidad aquí .

¿Quién soy?

Soy Marja,

Copywriter y consultora de marketing especializada en estrategias de contenido. Mi trabajo es transmitir con palabras el valor de tus productos o servicios y convertir las visitas de tu web en “money money” para tu negocio.

Sígueme:

Otros artículos

2 comentarios en «Conoce el método Seinfeld en email marketing y vende más con las historias»

Deja un comentario