¿Cómo escribir una página de ventas a la que nadie pueda resistirse?

Paginas de venta

Si hay una herramienta fundamental para vender en internet, esa es la página de ventas.

Aunque tengo que reconocer que redactar una buena sales page, que rompa las barreras del online y consiga que los clientes saquen la tarjeta para pagar, es todo un reto.

Así que si has llegado hasta aquí esperando encontrar “la fórmula definitiva para enamorar a tus clientes” puedes ahorrar esos minutos valiosos de tu tiempo y dejar de leer.

Porque no existe tal cosa, my dear…

Lo que sí espero ofrecerte en este artículo es un contenido brutal para que conozcas bien qué es una página de ventas, su importancia, los ingredientes necesarios que mejor funcionan,  las fórmulas más comunes y por ello más utilizadas, ejemplos de páginas de venta  irresistibles para que te inspires, check-list para revisarlas y errores debes evitar para que tus ventas aumenten considerablemente.

Uff, es como mucho… ¿No?

Mejor agárrate, que vienen curvas y esto empieza ¡rainao!

 

También puede interesarte:

 

¿Qué es una página de ventas o sales page y por qué es clave para ayudarte a generar más ingresos con tu negocio?

Una página de ventas es aquella orientada a conseguir que tu prospecto pase de ser un cliente “potencial” a un cliente que ya te ha dado su objeto más preciado.

Los 3 numeritos de atrás de su tarjeta de crédito 🙂

Para que esto ocurra es imprescindible que vea la enorme diferencia que existe entre  tu servicio o tu producto y el de la competencia, que se convenza de que tú puedes solucionar su problema y que quiera decantarse por tu opción actuando “ahora mismo”.

Pero voy a desgranar poco a poco la definición porque tiene mucha chicha.

Una buena sales page persigue un único objetivo. Solo uno. Y no necesariamente tiene que ser la compra – de forma inmediata-. También puede ser que te contacten, que dejen los datos en el formulario de cualificación o que te agenden una cita.

Pero, al final del día, lo único que pretende es VENDER.

Por lo tanto, debe tener ninguna distracción: ni enlaces a redes sociales, ni menú para visitar otras secciones de la web. Lo que sí puede, y te recomiendo que tenga, es varias llamadas a la acción a lo largo de la página. Todas con el mismo objetivo. 

¿Que es cuál?

Exacto, que te compren.

Ahora bien, también dije que una página de ventas tiene que diferenciar a tu negocio de la competencia. Por lógica, el que esté interesado en tu servicio o producto habrá mirado otras opciones. Es lo que tiene que todos dispongamos acceso online desde el móvil: que el consumidor está muy informado.

Así que no basta con tener algo diferente, sino que además tienes que demostrar en la página de ventas que tu oferta soluciona el problema real de tu cliente. Y con real me refiero a que especifiques el beneficio que obtendrá de trabajar contigo: tienes que saber exactamente con qué deseo en mente se levanta por la mañana.

Llama su atención, genera curiosidad, muestra cercanía a través de  una historia con la que se identifique y construye esa página de ventas irresistible cuya llamada a la acción conseguirá darte los resultados que esperas.

Pero… ¿Cómo es que una -buena- página de ventas puede ayudarte a incrementar la rentabilidad de tu negocio?

Te lo voy a mostrar en un ejemplo, con money, money del bueno, pues…

Imagina que en una página de ventas estás ofreciendo en una formación de 1.000 € y que te compra una de cada 100 personas que ven tu oferta.

Recibes 500 visitas mensuales y te compran 5. Tienes un 1% de conversión.

Pero sigue imaginando: supón que currándote la página de ventas (luego te cuento cómo) mejoras la conversión duplicándola. O lo que es lo mismo, consigues que un 2% compre esa formación.  

Pasas de facturar 5.000 € al mes a los 10.000 €. Con el mismo tráfico.

¿A que mola? Ya tienes el porqué.

Ahora que he captado tu atención de verdad vamos a profundizar un poco más en el tema.

¿Cuál es el origen de las páginas de ventas?

En la época del paleolítico… Nah, es broma, es broma.

Aunque sí es cierto que las páginas de venta no es algo que nos hayamos inventado los milenials, pues datan de mucho antes de que existiera internet.

Hace más de 200 años, en Estados Unidos, ya grandes negocios y almacenes hacían uso de las técnicas de venta más potentes y creativas para posicionar su oferta haciendo uso del correo postal.

Y contaban con todos los elementos que hacen atractiva la presentación del producto., incluyendo la llamada a la acción: normalmente una llamada telefónica para pedir una muestra gratis, unos cupones de descuento o la solicitud de una respuesta que ya iba prefranqueada para pedir el catálogo de producto.

Las agencias empezaron a comprar espacio en periódicos para utilizar esta misma técnica: titular con gancho,  historias con mucho poder de atracción, la ‘prueba’ de cómo ese producto era capaz de dar fin al problema, la oferta irresistible y la llamada a la acción.  

Hasta los anuncios en televisión de la teletienda tienen un guion que en realidad es una estructura como la de una página de ventas.

Lo de menos es el formato: vídeo, papel, email o en una web. Lo interesante es conseguir que esa página de ventas dé buenos resultados.

Como ves es una cuestión de argumentos y estrategia. O dicho de otro modo, de un buen trabajo de copywriting.

Descubre los 4 pasos previos a una página de ventas

Suena genial lo de tener una página de ventas sea efectiva. Pero para conseguirlo hay que currárselo mucho.

De hecho, antes de ponerte a escribirla o diseñarla, es necesario un trabajo previo de análisis e investigación. 

Trabajo que, por regla general, comienza por los siguientes pasos:

 

Perfilar el cliente ideal

Aunque suene a topicazo y te lo hayan repetido hasta la saciedad… Vuelve a hacer una investigación sobre cómo es ese cliente que necesita justo lo que vas a ofrecer en la página de ventas.

Necesitas conocer sus anhelos, sus deseos confesables e inconfesables (sobre todo estos últimos) y los miedos que le provoca aquello que tú vendes.

Acude a los lugares donde van tus posibles clientes, busca en foros, en grupos de afinidades, haz encuestas, tómate un café con ellos…, lo que se te ocurra para no suponer nada y asegurarte de que conoces a la perfección qué necesitan y cómo esperan resolverlo.

Analizar a tu competencia

No hay nada que nos guste más que mirar a otros para ver cómo lo hacen. Pues aprovecha esa curiosidad innata y analiza qué está haciendo la competencia.

El objetivo que buscas es saber qué haces o tienes tú que les falta a los demás. Qué te hace diferente. Resuelve la pregunta que se harán todos tus clientes antes de comprar: ¿por qué comprarte a ti?

 

Convertir características en beneficios

Nadie mejor que tú conoce el producto o servicio que está vendiendo, ¿verdad? Por eso, la tendencia cuando alguien te pregunta por él es desgranar y contar con pelos y señales qué incluye, cómo está hecho, de dónde proceden las materias primas, etc.

Bien pues todo eso son solo características, y no son determinantes a la hora de tomar decisiones de compra. 

De cada una de las características tienes que sacar al menos un beneficio para tu cliente. El motivo verdadero que le impulsará a comprar.

Si has hecho bien la investigación de tu cliente ideal, no tendrás problemas para saberlo.

Por ejemplo, antes de la presentación del nuevo MacBook Pro que ha lanzado Apple el pasado mes de octubre, ya había gente dispuesta a a comprarlo, aún sin conocer sus nuevas funcionalidades y características

Sin saber qué microprocesador llevaría, querían ese nuevo portátil. Anhelaban cambiar el suyo por este nuevo dispositivo que traería tanto beneficio a sus vidas.

 

Presentar una propuesta de valor clara como el agua

Se trata de una sola frase. Esa promesa (irresistible) que atrapará la atención de las visitas a la página de ventas.

Una frase, sí,  determinante para segmentar (a aquellos que estén interesados en lo que ofreces), generar curiosidad y que quieran seguir leyendo.

Es una de las partes más críticas de la página de ventas. Así que no escatimes en tiempo y trabájala a fondo.

 

¿Cómo crear tu primera página de ventas?

Vale, ahora que tienes la base, seguro que quieres pasar a la acción. ¿Has pensado dónde la vas a implementar? En una web, en una plataforma ajena, en un e-commerce, en un marketplace…

Esta decisión dependerá de cómo te manejes con la tecnología. 

Si tienes conocimientos de programación puedes hacerte tu propia web y subir ahí tu página de ventas, integrando los pagos, etc. Esta opción te da un control absoluto de tus ventas.

Si tienes algunos conocimientos básicos, también puedes maquetar tu propia página e integrarla con plataformas como Stripe o Thrive Cart para automatizar el proceso de cobro.

Si te gusta la idea, pero no quieres o no sabes cómo implementar la web, siempre puedes contratar un profesional que lo diseñe por ti.

Otra opción es integrar tu página de ventas con la plataforma de un tercero. Por ejemplo, si vendes cursos online podrías utilizar Hotmart. 

Dentro de esta categoría, hay sitios específicos para crear páginas de venta de manera muy sencilla: échale un vistazo a las más populares, que son LeadPages o Unbounce

También están surgiendo multitud de plataformas en las que no necesitas conocimientos de programación para diseñar webs y landing pages a golpe de clics y módulos. Por nombrar algunas, puedes probar con Webflow, Bubble o Shopify.

Si tu estrategia es captar leads, para vender a través de email marketing, debes saber que la mayoría de las plataformas de automatización como Mailchimp o Active Campaign te permiten además crear landings sin coste adicional.

Yo te recomendaría que eligieses una opción que te ofrezca datos y estadísticas. Al final una página de ventas tiene que irse adaptando según los resultados que se obtengan. Y solo midiendo serás capaz de saber qué funciona mejor o peor. 

Para negocios consolidados, siempre es mejor tener una web propia y a medida. Pero si estás lanzando un MPV (producto mínimo viable) para testear, no te compliques y usa el más sencillo.

Al final el éxito dependerá del contenido, no de la plataforma que utilices.

 

¿Cuántos tipos de página de ventas existen?

La respuesta borde es “solo 2”. Las que “venden” y las que hacen el intento de vender.

Sin embargo, la respuesta más seria a esta pregunta sería: tantas como productos o servicios haya, como conocimiento del mercado tengas y cómo de valiosa sea tu oferta. Porque créeme cuando te digo que no existen las “formulas mágicas” para conseguir el éxito de tu Sales Page. Si no, yo no estaría aquí escribiendo, sino dándome la vida en Cancún mientras me bebo un daikirí.

Aquí te voy a dar otra de esas perlas que son la clave para la venta. No importa a qué fórmula recurras, ninguna página de ventas funcionará si tu oferta, tu público objetivo y tu promesa no están alineadas.

Se trata de empatizar con el cliente ideal y de conocer qué grado de conocimiento tiene sobre su necesidad, sobre su posible solución y sobre tu oferta.

Sin olvidarte claro de cuán sofisticado está ese mercado al que te diriges.

En función de eso, podrás construir un mensaje coherente y plasmarlo en tu página de ventas.

Dicho esto, sí que es cierto que las páginas de venta se pueden clasificar en distintos tipos atendiendo a su estructura: pues las más habituales son las páginas de venta que siguen la estructura de una fórmula de copywriting al uso.

No tengo nada en contra de este tipo de páginas y reconozco que esas fórmulas están requetecomprobadas, que han funcionado bien a lo largo de los años y que por eso se siguen usando.

Sin embargo son, en mi opinión, demasiado estándar, repetitivas y carentes de flow.

Hay otro tipo de páginas de venta, en la que juegas con recursos como el storytelling, que me tienen fascinada. No hay nada más jugoso que una historia para enganchar hasta al más indiferente.

Piénsalo… A la gente le gusta el salseo, saber qué hacen otros, cómo se comportan, equivocan, cómo regañan… ¿Crees que exagero? Mira las audiencias de los programas de televisión y verás cómo triunfan los cotilleos por goleada.

No obstante, mi favorita y la que más suelo utilizar, es la que extraje del libro de Evaldo Albuquerque, “The 16-Word Sales Letter”.

Primero, porque es perfectamente aplicable a cualquier producto, servicio, nicho o audiencia.

Segundo, porque solo tienes que descubrir cuál es “la creencia única” con la que se identifica tu oferta y contestar a 10 preguntas que resolverán las dudas de cualquier potencial cliente.

Y tercero porque viene perfectamente desgranada, haciéndose muy sencilla de implementar.

La creencia única es el equivalente a la propuesta de valor y debe plantearse de la siguiente manera: 

La nueva oportunidad (el qué)  +  el deseo de tu cliente potencial +  el nuevo mecanismo (tu oferta única, el cómo).

Las 10 preguntas que debe responder tu mensaje en la página de ventas son las objeciones y dudas que tus clientes se hacen siempre antes de pasar a la acción. Siempre, vendas lo que vendas.

Y en los siguientes apartados vas a ver estos tipos de páginas de venta con mayor profundidad, para que después no digas que te dejé con la miel en los labios.

Páginas de venta tradicionales: las que se hacen con fórmulas que, por sí solas, no sirven de nada

Como ya he dicho, no tengo nada en contra del uso de fórmulas de copywriting para las páginas de venta. Y si no eres copywriter, son una buena muleta para escribir tu primera sales page. 

Ahora bien, aunque sean fórmulas que estén probadas y que han funcionado durante décadas, no significa que por aplicarlas te vayas a forrar. Si buscas magia vete al andén 9 y tres cuartos que te llevará a Howarts.

En cambio, si has decidido seguir con los pies en la tierra, te cuento que para optar por la opción tradicional, al momento de escribir tu página de ventas, las más comunes son:

  • Fórmula AIDA
  • Estructura PAS
  • Fórmula ADE
  • Fórmula Storybrand
  • La estructura de las 4 P
  • Fórmula de las 3 S
  • Fórmula de las 4 U

Podría extenderme hasta el infinito, o explicar una a una, pero si te interesa profundizar, aquí tienes el artículo que escribí con 37 fórmulas de copywriting para unos textos con más flow que un Super Bowl con J.Lo. Seguro que más de una se ajusta a lo que estás buscando.

A estas alturas del artículo ya te habrás dado cuenta de que la fórmula, por sí sola, no sirve de nada. Hay un trabajo de fondo que es más importante que eso para conseguir conectar con tu audiencia y comunicarte con ella.

Utilizar el poder de las historias: storyselling en tu página de ventas

Las historias nos fascinan. Si tienes hijos pequeños te habrás dado cuenta de que les encanta la hora del cuento. ¿A que sí?

No te asustes: no es necesario ser un escritor para utilizarlas. Los humanos llevamos miles de años comunicándonos a través de las historias. Es algo intrínseco en nuestro cerebro. Tanto lo de contar historias como lo de prestar atención cuando sabemos que alguien tiene algo que contar.

En el caso de las páginas de venta funciona a las mil maravillas: una buena historia, dirigida al público adecuado, puede vender más que cualquier estrategia o hack psicológico de copywriting.

Este tipo de sales page no tiene una estructura “fija”. Lo que sí que tiene es que contar dos ingredientes:

  • Que entretenga
  • Y que sea lo suficientemente interesante como para que tu potencial cliente se sienta identificada con ella.

La historia debe generar curiosidad e interés, además de ser relevante para el lector. Por supuesto, de más está decirte que debe guardar una estrecha relación con lo que vendes. 

Según Ben Settle, en su libro “Crypto Copywriting Secrets”, hay seis tipos de páginas de venta con storyselling. Te recomiendo que lo leas si quieres profundizar, porque está escrito en un lenguaje sencillo y sin tecnicismos. Para que cualquiera, aunque no sea copywriter, sepa cómo escribir una sales page que funcione.

De todas formas, para que te hagas una idea de cómo hacer para enganchar a alguien, a través de las historias, te voy a compartir el ejemplo de Marina, de Psicosupervivencia.

Utilicé esta página porque fue lo único que necesitó para convertirme en cliente de uno de sus programas para volverme una tipa superproductiva y comprometida conmigo misma.

Página de ventas con historia

Marina no es copywriter, pero escribe como si lo fuese. (Hola, Marina. 👋  creo que te quiero ).

Y esta página es un reflejo de que, para hacer que alguien te compre, no tienes por qué “titular con el beneficio, comenzar tu página con el problema y meter el dedo en la herida hasta que tu potencial cliente se sienta hundido en la miseria”.

La creencia y 10 preguntas de una página de ventas según Evaldo Albuquerque (mi favorita)

¿Quién es Mr. Albuquerque? Un brasileño cuyo idioma materno es el portugués y que, a pesar de ello, ha conseguido muchos mejores resultados en ventas a público americano que otros colegas suyos con inglés nativo.

Solo en 2018, consiguió para Agora Financial, empresa con sede en Baltimore para la que trabajaba, atrajera a más de 100.000 cliente, con textos de venta cuya facturación ascendió a más de 80 millones de dólares.

¿Su secreto? Lo descubrí leyendo su libro “The 16-Word Sales Letter” donde desvela un sistema que en nada se parece a los que otros copywriters utilizan.

Y asegura que es válido para cualquier tipo de producto, servicio, nicho… Sin importar si tienes o no experiencia escribiendo páginas de venta.

¿Quieres saber más? 

No problem.

Yo te lo pongo en bandeja, my friend:

“The secret to converting copy is to define the one belief, then answer these ten questions.” (El secreto de un copy que convierta es definir la creencia única, y después responder estas 10 preguntas).

Lo desvela en el primer capítulo, y después desgrana una a una las 10 preguntas clave para tener éxito. 

De hecho me voló tanto la cabeza el tema de la estructura, que yo también me curré mi propio sistema de preguntas para estructurar toda la información que debo darle a un potencial cliente para que me dé todo su sugar y quiera comprarme a mí.

¿Qué dices?, ¿Qué quieres saber a qué sistema me refiero?

Sin problema, solo tienes que clicar aquí 🙂

¿Cómo hacer en menos de 24 horas una página de ventas que convierta?

El único error por el que tu página de ventas NO funciona.


La clave de una estructura perfecta.


Descubre la estructura de los mails más efectivos.

 

¿El tamaño importa? ¿Página de ventas larga o corta?

Hablemos de la longitud de tu página de ventas. Seguro que has oído alguna vez eso de que “la gente no lee”, “yo ese texto tan largo no lo leería”, etc. ¿Cierto?

Pues bien, tengo que darte la razón en algo: si no te interesa, obviamente no lo leerás (no eres el cliente ideal o ese producto o servicio no lo necesitas). Pero si realmente estás interesado en comprar algo, antes de sacar la VISA lees hasta la última coma.

Con eso no quiero decir que todas las páginas de venta tengan que tener una extensión enorme. Ahora veremos en qué casos sí es conveniente.

Lo que pretendo es que partas de la base de que el texto es tu comercial. 

El copy de una página es el que atrae, capta la atención, genera interés, resuelve objeciones, provoca ganas de actuar… Y por eso tendrás que utilizarlo en mayor o menor extensión dependiendo de a quién te diriges, qué nivel de consciencia tiene y lo competido que esté tu sector.

De manera sencilla, antes de determinar si tu sales page será larga o corta, tienes que saber cuánto necesita tu cliente que le cuentes. También influye el precio de lo que vendes (cuanto más caro sea, más difícil conseguir esa venta, porque la decisión es importante).

Por ejemplo: si tu cliente llega a la web ya con ganas de comprar porque te conoce, ha alucinado en uno de tus webinar y quiere más de ti, no necesitará muchos argumentos.

Copy corto y tú sonriendo porque el móvil te avisará cuando esa venta ya esté ‘ready’.

Ahora bien, si la visita no te conoce, ni es consciente de su necesidad, te toca afilar bien el lapicero y escribir unos textos que sean capaces de convertirse en el empleado del año… Te lo juegas todo en una sola página, ¿no crees que en este caso tienes mucho que decir?

El lector de tu página de ventas: niveles de consciencia y sofisticación del mercado

Son varios los artículos en los que he recomendado al tío Eugene Schwartz y no me cansaré de hacerlo, aún y cuando no haya afiliación.

En cualquier caso, en los años 60 este crack de la venta directa hablaba sobre los niveles de consciencia del cliente y de sofisticación del mercado como claves para acertar con el mensaje de ventas.

Conocer el nivel de consciencia de los prospectos te ayudará a conectar con ellos. No te sirven los mismos argumentos si están en diferente fase.  

La clasificación de los niveles o fases de consciencia, según Schwartz, son cinco:

  • Completamente inconscientes: no sabe siquiera que tiene un problema o una necesidad.
  • Conscientes del problema: todavía no te conoce. A penas está empezando a darse cuenta de que hay algo que anda mal. Piensa en buscar la solución, pero no sabe si existe.
  • Consciente de la solución: ya ha buscado por su cuenta esa solución a su problema y está valorando cuáles son las opciones que existen. Aún no está pensando en elegir alguna.
  • Consciente de TU solución: en este punto ya ha visto que lo que tú ofreces es una de las opciones que barajan.
  • Completamente conscientes: saben que van a comprar y solo hay que ayudarles ligeramente a que se decanten por tu oferta frente a las otras opciones.

 

Como te habrás dado cuenta, según aumenta el nivel de consciencia, necesitarás menos argumentos y por lo tanto extenderte menos en la página de ventas.

Auuuuuunque, esto no es tan sencillo como parece. También tienes que tener en cuenta los niveles de sofisticación del mercado. 

Cuanta mayor es la competencia, más promesas de diferenciación, más difusión, o mayor cantidad de argumentos para resolver objeciones necesitará tu página de ventas.

Eugene Schwartz también había clasificado en cinco los  niveles de sofisticación del mercado:

  • Pionero: cuando estás abriendo mercado y no tienes competencia. Te basta con crear una promesa que cubra una necesidad y mostrarla sin mayores florituras.
  • Llega la competencia: hay que ir depurando la promesa, afinarla y mostrar por qué habrían de elegirte a ti.
  • Diferenciación: cuando ya no basta con tener una promesa extraordinaria, sino que tienes que escoger nicho, segmentar más y mostrar ‘tu nuevo mecanismo’ para dejar atrás a los demás. Se corre el riesgo de inflar las promesas y no cumplir (ojito, aquí están los famosos vendehúmos).
  • Tienes que demostrar que eres el mejor: ya hay tanto “ruido” en tu sector que no tienes que educar, sino destacar. Ofrecer más, mejor y/o más rápido.
  • Conexión con los valores: cuando tus posibles clientes están hartos por el exceso de ofertas, de recibir impactos publicitarios, llega el momento de conectar con ellos, crear tribu o darles herramientas para que se identifiquen con tu marca.

Como ves, cuanto más saturado está el mercado, mayor madurez existe y a más madurez de una audiencia, mayor atención requerirán tus mensajes de venta.

Gatillos mentales que puedes – y debes- trabajar en tu página de ventas

Visto lo que influye, tanto la consciencia del cliente como el nivel de madurez del mercado, está claro que vas a tener que utilizar tus mejores artes de persuasión para conseguir que tu página de ventas funcione como el mecanismo de un reloj suizo.

Y por eso, te voy a dar los mejores recursos que puedes encontrar para reforzar tus mensajes, convencer y persuadir, con 7 gatillos mentales que tienes que conocer sí o sí.

Y que seguro han hecho que compres la mayoría de las veces, aun y cuando no logras explicarte por qué.

  • Escasez: cuando la oferta cae, la demanda siempre aumenta. Esto es un principio básico de la economía. “¿Y si me quedo sin ello, con lo bien que me vendría?”. Si consigues que las visitas a la página de ventas piensen esto, te lo van a quitar de las manos.
  • Urgencia: esto lo usan todas las grandes marcas, porque funciona. Ofertas por tiempo limitado. Si esperas a comprarlo no consigues el bonus X, o las condiciones Y.
  • Sensación de pérdida: el famoso FOMO, que no es más que esa sensación de que te estás perdiendo algo que los demás sí que están experimentando.
  • Exclusividad: si puedes ofrecer a tus clientes algo que nadie más tiene, tus ventas serán mayores. Algo que solo se pueda conseguir pulsando el botón de tu sales page.
  • Reciprocidad: si ofreces a tu cliente algo que no esperaba y sin recibir nada a cambio, esa persona estará tan agradecida que en cuanto se presente la ocasión te querrá devolver el favor.
  • La prueba social: ya sea en forma de reseñas o de testimonios, es algo que siempre mira el consumidor medio. Solo la recomendación boca oreja de un amigo o familiar es más poderosa que la opinión de otros clientes.
  • Autoridad: si consigues, como marca,  ser percibido como un referente en tu sector, no tendrás necesidad de perseguir a los clientes.

¿Cuáles son los ingredientes de una página de ventas potente?

Como ves, si he dejado los elementos que tienes que incluir en tu página de ventas casi para el final es porque antes de ponerte a escribir y estructurarla, tienes mucho trabajo por delante.

Sin embargo, ahora sí, llegó el momento de ponerse al lío.

Por eso, te voy a enumerar no solo los ingredientes que harán que las visitas se queden enganchadas a tu página de ventas, sino también la estructura más común para que tu receta funcione.

Título

En el caso de una página de ventas lo que tiene que conseguir el título es llamar la atención del cliente potencial. Generar interés para seguir investigando sobre lo que tienes para él y hacer que avance a la entradilla de tu landing de venta.

Lo que más escasea en el mundo es el tiempo: y por eso todo el mundo lo protege tanto. Tienes que conseguir con el titular que sientan que merece la pena invertir unos minutos más en tu página de ventas generando curiosidad.

Subtítulo

Esta sección también tiene que mantener interesado al lector. Pero además hay que generar en él expectación. Sin hablar aún de los beneficios que tiene lo que vas a ofrecerles.

Apela a sentimientos y sensaciones, para conectar con las visitas.

Storytelling

Como ya he comentado, no hay nada que enganche más que una buena historia: anécdotas, curiosidades o cualquier otra línea discursiva que guarde relación con tu producto o servicio.

Por si aún no lo sabías, son las emociones las que nos impulsan a sacar la tarjeta, y después lo justificamos racionalmente… Así que con el storytelling vas a despertar emociones, y esas son las que venden. 

Lo que pasa es que no vale con cualquier historia. Si no me hiciste caso y no hiciste la investigación previa de tu buyer persona de nada te servirá inventarte ‘una de vaqueros’. Te tienes que poner en la piel de tu cliente.

Beneficios

En este punto, las visitas a tu página de venta ya son conscientes de que aquí puede estar la solución a su problema, así que tienes que reforzar esa idea mostrándole los beneficios de tu oferta.

Lo complicado aquí es no caer en la tentación de enumerar las características.  

Trata de centrarte en los problemas que resuelves o los anhelos y necesidades que cubres. Sigue apelando a los sentimientos y sensaciones.

Llamada a la acción

Como ves no hay que precipitarse a la hora de poner los botones en una página de venta. De nada sirven si las visitas aún no han “sentido” nada.

De hecho, tendrás que poner más veces un “Call to action”.

Utiliza el microcopywriting para la llamada a la acción: que sea sencillo y fácil de comprender.

Si vas a enviarles directamente al carrito, acompaña el botón de llamada a la acción de una breve explicación de cuáles son los métodos de pago,  de que la pasarela de pagos es segura y de cuáles serán los próximos pasos.

Si el botón es para que rellenen un formulario, explica brevemente qué obtienen a cambio y qué pasará después.

Preguntas frecuentes (FAQs)

Esta sección es para aquellos que están aún indecisos y quieren saber más o que les refuercen lo que ya se ha dicho anteriormente. 

No, no es un formalismo y tampoco debes incluirla para añadir respuestas en plan: “Esto es para ti si quieres transformar tu vida y sentirte en Narnia”…

Se trata de dar respuesta a todas las objeciones que pueda tener tu cliente antes de la compra. Para no dejar dudas. 

No temas volver a repetir cosas que ya has contado en secciones anteriores. Servirá como refuerzo positivo.

Habla también de aquellas características o funcionalidades que NO incluye tu oferta. Mejor ser claro y transparente que crear falsas expectativas. No quieres clientes defraudados o insatisfechos por no estar a la altura de SUS expectativas.

Llamada a la acción

¿Que ya te lo había dicho?
Pues de nuevo, ahora un botón para darle la opción a quienes, tras leer las FACs, ya están ‘a puntito de caramelo’. 

Testimonios y prueba social

A todo el mundo le gusta conocer la opinión de otros que ya han comprado. Por eso son tan importantes los testimonios o reseñas de clientes.

La única precaución que debes tener es que esos testimonios tienen que ser lo más creíbles posible.

Nada de… “Trabajar con Marja es supercalifragilisticoespialidoso, si no fuera mi prima, juro que la recomendaría igual. Juradito, juradito…”

Eso no sirve.

Me refiero a clientes contando qué buscaban antes de dar contigo, por qué compraron y qué paso después en sus vidas.

Si no, puedes buscar testimonios que estén subidos a una plataforma que no sea tu web, como las reseñas de Google, TripAdvisor, Booking o cualquier otra.

Obviamente puedes usar testimonios de clientes que te lo hayan mandado por privado. En ese caso, trata de adjuntar una foto y poner el nombre completo para que no dé la sensación de que no son reales.

No voy a mencionar el hecho de que no debes “inventarte” los testimonios, porque doy por hecho que eres una persona honesta y nunca (never ever) harías eso.

Resumen de beneficios importantes

Ya estamos llegando al final de la página. Esta es la guinda del pastel. 

Llegados a este punto, está todo dicho y un breve recordatorio de todo lo que conseguirá si pulsa el botón o lo que se está perdiendo por no hacerlo, bastará para rematar.

Y es que no sé si te lo he dicho pero la repetición es uno de los recursos más potentes a la hora de vender. No solo en una página de ventas, sino en cualquier acto comercial.

Llamada a la acción

¿Qué?, ¿De nuevo?

Pues sí, para acabar tu página de ventas como es debido, debes repetir de nuevo el botón de llamada a la acción. 

Olvídate de poner ningún otro enlace, ni siquiera en el footer. Si quieres una página de ventas irresistible, no redirijas el tráfico a tus redes sociales. Tampoco es el momento de pedir que te contacten o que visiten otras secciones de tu web.

Ahora ya tienes una página de ventas con suficientes argumentos como para que tu cliente ideal se anime y quiera lo que tú ofreces.

¿Significa esto que funcionará con todos? Por supuesto que no. Tendrás que medir resultados de tu sales page con regularidad. Añadir o quitar, ampliar o reducir, … En dos palabras: optimización continua.

 

Inspírate con estas páginas de venta súper chachis

Dicen que para muestra, un botón. Así que te traigo no uno, sino varios ejemplos de las páginas de venta que más han llamado mi atención y que tengo en mi swipe file.

En esta página de ventas de Isa y Juanmi, de Más y Mejor, tiene una estructura súper similar a la que te acabo de desgranar en la sección anterior. 

Pagina de ventas ejemplos

Empiezan con un titular que llama la atención a quienes tienen un problema de constancia y lo acompañan de un vídeo que segmenta y ataca los puntos de dolor, animando a buscar la solución más abajo.

Después generan expectativas con una promesa: porque no es un problema de tiempo, sino de control de la fuerza de voluntad. Todo un gancho para quienes sienten que no consiguen alcanzar sus metas y buscan ser más productivos.

A continuación cuentan su propia historia (storytelling) y cómo lograron superar ese proceso para empatizar con el lector e incentivar la identificación.

Hacen una llamada a la acción.

Y continúan con la exposición de beneficios, testimonios en diferentes formatos, características, temario de la formación online, bonus y botón de compra.

Siguen con una garantía de devolución y acaban la landing con las preguntas frecuentes, más testimonios, resumen de beneficios y llamada final a la acción.

No sé tú, vamos, pero yo lo veo clarísimo.

En ese ejemplo tienes una muestra de cómo sería una landing larga. Por lo que, a continuación, voy a mostrarte una página de ventas corta, muy corta. 

También es de Isa y Juanmi y,  en este caso, corresponde a una oferta realizada tras un lanzamiento PLF, de un producto de mayor coste, en el que ya han calentado el lead y al que, tras no comprar, le han ofrecido un downsell (producto de menor coste, que se ajusta a la disponibilidad económica del potencial comprador, para hacer que se convierta en cliente)…

En consecuencia, el tráfico que les va a llegar es de personas muy conscientes de un problema, que han participado en las sesiones de los 4 vídeos del lanzamiento y que están deseando comprar un programa que, de seguro, les ayudará a resolver parte de su situación.

Y digo “parte” porque estamos hablando del “downsell” y no de la oferta core del lanzamiento.

Pero vamos, que me voy por otras ramas y no acabo de mostrarte el ejemplo.

Sales Page Corta

 

Simplemente hay una página de ventas con una promesa concreta y las modalidades de pago. En este caso están ofreciendo flexibilidad para rebatir la objeción del precio.

Siguen con las características , el CTA, testimonios en vídeo y el botón final.

Como ves van directo al grano: ¡compra!

Algo que solo se puede hacer si has trabajado muy muy bien el embudo de venta.

El checklist de tu página de ventas

Soy consciente de que, si has llegado hasta aquí, probablemente tengas la cabeza a punto de estallar.

Porque has visto que hacer una página de ventas no es juego de niños.

Juego de niños

 

Pero, ¡que no cunda el pánico!

Te he preparado un checklist para que no se te escape ningún punto importante.

  • ¿Está clara la propuesta el valor de lo que estás tratando de vender?
  • ¿Te has puesto en los zapatos de tu público objetivo?
  • ¿Has apelado al storytelling?
  • ¿Queda clara la transformación?.
  • ¿Hablas de beneficios y no solo de características?
  • ¿Derribas objeciones?
  • ¿Demuestras que el precio supone una INVERSIÓN y no un coste ?
  • ¿Tienes garantías, soportes, elementos generadores de confianza?
  • ¿Tiene ritmo la lectura?
  • ¿Hay una sección de preguntas frecuentes para resolver las objeciones más comunes?.
  • ¿Has incluído más de una llamada a la acción?
  • ¿Te has descargado mi sistema de preguntas para darle una estructura poderosa a esa página de ventas que te traes entre manos?

Bueno, eso puedes resolverlo aquí 👇

¿Cómo hacer en menos de 24 horas una página de ventas que convierta?

El único error por el que tu página de ventas NO funciona.


La clave de una estructura perfecta.


Descubre la estructura de los mails más efectivos.

¿Y qué hay de los aspectos técnicos de tu página de ventas?

Es cierto que en todo el artículo me he centrado en la estrategia de cara a la venta y de cómo estructurar una página de ventas. 

Esto es así no porque yo sea copywriter. Soy cool (es cierto) pero sé que el universo no gira en torno a mí. 

Esto es así porque por muy bonito que sea el diseño, si el mensaje es hueco no conectarás con nadie, ni venderás un pimiento.

Lo de la paleta de colores, el branding, la elección de logos y demás temas de diseño, si bien ayudan, no van a cerrarte las ventas.

¿O es que alguna vez has pasado la tarjeta pensando “es que esa plantilla de elementor me ha flechado el corazón”?

No importa si tu web es un desarrollo a medida o si has usado un maquetador de landings de un tercero.

Lo que vende es el mensaje y cómo nos dirigimos al posible comprador. Sin acosar, con argumentos sólidos, empatía y elementos generadores de confianza.

Dicho esto, también hay que resaltar el hecho de un funcionamiento técnico impecable es vital si quieres que tu página de ventas haga el trabajo.

 Si una vez que las visitas pulsan el botón de llamada a la acción, les mareas pidiendo datos que no son necesarios,no les das alternativas con las formas de pago, la web se cae, es lenta o no es segura,  habrás perdido la venta y todo este esfuerzo a la basura. 😭

Principales errores en una página de ventas

Quiero cerrar este megaartículo con algunos consejillos finales. Son errores que he detectado en muchísimas páginas de venta, y que por supuesto deberías evitar a toda costa si quieres aumentar tus ventas.

  • Falta de información básica:  ¿No te ha pasado nunca que entras en una web y no sabes a qué se dedica esa empresa? Pues entonces ya comprenderás por dónde voy. Repasa una y mil veces el contenido de tu sales page y no des por sentado que las visitas lo saben todo.
  • Hablarle a más de una persona: me refiero a utilizar la segunda persona del plural para dirigirte a tus posibles compradores. Y es que este es un error de principiante que está suuuuperextendido. Habla siempre en singular, porque las visitas a las páginas las hacemos cada uno desde nuestro móvil u ordenador. No las leemos “en comunidad”.
  • No hablar en el lenguaje de tu cliente: si te lías con tecnicismos y no te das cuenta que lo único que saben tus prospectos es que tienen una necesidad, es momento de ponerte en sus zapatos. Escribe como si se tratara de una conversación y utiliza sus mismas expresiones para conectar con ellos y hacer que se identifiquen.
  • Tratar de “enamorar” a las visitas: de nuevo, vuelvo sin pelos en la lengua. Si lo que quieres es enamorar, sácale partido a Tinder. La página de ventas no es el lugar para hacer que te conozcan y te cojan cariñito, es el lugar para vender y mostrarle a tu potencial cliente que tu oferta es justo lo que necesitan.

Espero de corazón que, llegados a este momento, te hayas dado cuenta de la importancia de trabajar bien tus páginas de venta. 

Mi intención es que aumentes la conversión y que tu móvil no deje de notificarte que esa nueva compra ya es un hecho.

Por cierto, ¿te gustaría redactar unas páginas de venta de rechupete? Aquí hay algo que puede interesarte 👇

¿Cómo hacer en menos de 24 horas una página de ventas que convierta?

El único error por el que tu página de ventas NO funciona.


La clave de una estructura perfecta.


Descubre la estructura de los mails más efectivos.

Comparte este contenido en tus redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Copyunity

Únete a la Copyunity para que recibas mis emails semanales sobre copywriting, marketing y la insoportable levedad del ser ( mentira, esto no).

Responsable: Marja Morante Rojas
Finalidad: textos informativos y comerciales sobre copywriting, email marketing y estrategia de contenidos.
Legitimación: cuando me das tu consentimiento, clicando en la casilla.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign suscrita al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos cuando quieras a través de Copyunity@marjamorante.com Puedes consultar más información acerca de tu privacidad aquí .

¿Quién soy?

Soy Marja,

Copywriter y consultora de marketing especializada en estrategias de contenido. Mi trabajo es transmitir con palabras el valor de tus productos o servicios y convertir las visitas de tu web en “money money” para tu negocio.

Sígueme:

Otros artículos

Deja un comentario